Bitácora del viajero del viento

martes, marzo 21, 2006

Qué lejos quedan los intercambios.

Acabo de recibir una impactante visión que me ha trastornado mi paz mañanera. Iba en el autobús hacia el trabajo, y cuando Pio XII gira hacia Avenida del Ejército, veo en la acera de la Vuelta del Castillo un grupo de chavalitas que iban con faldas demasiado cortas para los 7 grados de esta nubosa mañana. Me fijo mejor y veo que es un grupo de extranjeros, alemanes, diría yo. Me fijo mejor, y me doy cuenta que en la cabecera de la expedición sobresale una bigotuda y larga figura que me es algo familiar. ¡Era Herr Möhring! Herr Möhring era el profesor de español en el Colegio alemán con el que hacía intercambios nuestro colegio, el San Cernin. Sí, el que se picaba cuando le decíamos Moringo, el que invitaba a guapas estudiantes francesas a su casa en verano, el que se ponía ese ridículo sombrero y botas de Cow-boy con las que conquistó a una profesora de nuestro colegio (la Molestina),… Estaba igual que siempre, con sus alumnos del Paul Klee Gymnasium de Overath. Me he sentido mayor, y he sentido lo lejos que quedan aquellos tiempos del colegio (¡Fui a Alemania en 1992-93-94!). Benditos intercambios, y bendita juventud.

2 Comentario(s):

  • Se ve que las guiris cuanto más frío, más cortas las faldas. Por tierras irlandesas, tenías que ver los uniformes de las colegialas. Yo creo que el sábado por la noche se ponían minifaldas más largas.
    ¡¡Qué frío daban las condenadas!!

    Por cierto, ¿estás seguro de que el del bigote y las botas de cowboy no era Txemari en el rancho de W?

    By Blogger Iñaki, at 21 marzo, 2006 15:34  

  • Alberto, ya he entrado en la era blog.
    Puedes visitarme (y enlazarme) aquí: http://dcventuras.blogspot.com/

    :)

    By Blogger Iñaki, at 28 marzo, 2006 17:02  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home